Policía ecológica

La Guardia Urbana de Barcelona incorpora a su flota el ‘scooter’ eléctrico BMW C Evolution, posibilitando así que los desplazamientos de los agentes se realicen sin emisiones.

20/03/2015 Por Redacción

 

El Ayuntamiento de Barcelona ha renovado la flota de la Guardia Urbana con 30 unidades del C Evolution, scooter eléctrico desarrollado por BMW Motorrad. Los vehículos entregados al cuerpo policial de la Ciudad Condal poseen las mismas características que los de serie, si bien presentan aditamentos específicos, caso de una cúpula más alta para proteger a los agentes y sistemas de señalización y megafonía.

 

Durante la entrega de los scooters, en la que estuvo presente Xavier Trias, alcalde de Barcelona, Guenther Seemann, presidente de la filial española de BMW, recalcó que dicha aportación es muy relevante para la firma alemana, “ya que se trata de la primera flota de motos eléctricas del mundo”, al tiempo que apostó por una movilidad urbana sin emisiones.

 

El BMW C Evolution está homologado para ser conducido por los poseedores de los permisos A1 y B. En cuanto a su potencia nominal, es de 11 kW –el equivalente a 15 CV– y la entrega puede llegar a ser de 35 kW –unos 47,5 CV–. Por lo que respecta al par máximo, de 72 Nm, mejora la capacidad de aceleración en comparación con un scooter alimentado por gasolina.