Toyota triunfa en Bahréin

Un TS 040 Hybrid de la firma japonesa se impuso en el circuito de Sakhir. A los mandos de una unidad similar, Anthony Davidson y Sébastien Buemi se proclamaron campeones del WEC.

17/11/2014 Por B. Valadés

 

Aunque no ganó la última edición de las 24 Horas de Le Mans –el triunfo se lo adjudicó, una vez más, Audi–, lo cierto es que Toyota está siendo la gran protagonista del Mundial de Resistencia (WEC) 2014. Así lo corroboró el pasado sábado en las 6 Horas de Bahréin con la victoria lograda por el austriaco Alex Wurz, el francés Stéphane Sarrazin y el británico Mike Conway a los mandos del competitivo TS 040 Hybrid.

 

Tras ellos, y completando el mismo número de vueltas (195), finalizaron los Porsche 919 Hybrid de Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb y de Timo Bernhard, Mark Webber y Brendon Hartley.

 

Más atrás, Anthony Davidson y Sébastien Buemi (Toyota TS 04 Hybrid) concluyeron en la undécima plaza, suficiente para proclamarse campeones del mundo. Se trata de la primera corona de pilotos que se adjudica el fabricante japonés desde 1994, año en el que Didier Auriol se impuso en el Campeonato del Mundo de Rallies.

 

Con los resultados logrados en Bahréin, Toyota aventaja en 40 puntos a Audi en la clasificación de constructores y podría ganar el entorchado en la última prueba de la temporada. La misma tendrá lugar el 30 de noviembre en Brasil y, como el resto de citas del WEC, podrá seguirse a través de Eurosport.

 

La carrera de Bahréin contó con un invitado de excepción: Fernando Alonso. El piloto de Fórmula 1 acudió al circuito de Sakhir para apoyar a Gianmaria Bruni y Toni Vilander, quienes, a bordo de un Ferrari 458 Italia, lograron el título mundial en la categoría LMGTE-Pro.